LLegar no sirve de nada si pasas desapercibido

Que con la crisis se agudiza el ingenio no es ninguna novedad. Además, en un país tradicionalmente lleno de artistas y artesanos tarde o temprano tendrían que aparecer comunidades especializadas en el mundo virtual. La venta ‘on line’ de productos hechos a mano lleva siendo un éxito en países como Estados Unidos o Alemania desde hace un lustro y ahora aterriza en España. Portales como Crafies, Artesanio o Dawanda pretenden acercar la tienda a casa, tanto para los creadores como para los consumidores de estos productos ‘hand made’.

Abrir un blog es gratis y crear tu propio dominio web cuesta una media de 15 euros anuales. Cualquiera puede tener su propio mercadillo en la Red, pero ¿cómo conseguir que la gente llegue a tu ‘site’? Estas plataformas permiten que elaborar buenos complementos, artículos de decoración u otros accesorios sean la mayor preocupación para el creador. Ellos se encargan del resto: mantenimiento, pagar el dominio del portal y poner en marcha las distintas herramientas de marketing ‘on line’ para atraer miles de visitas y conseguir el mejor posicionamiento en los buscadores.

El negocio del ‘do it yourself’

Diferentes ‘gurús’ de la mercadotecnia en la Red no han dejado escapar la ocasión de hacer negocio de la moda del ‘do it yourself’. Según afirma Alberto Lorente, director general de Dawanda España, “hacerse un hueco en internet es como montar una tienda en un desierto”. Por esto, plataformas que ofrecen vender productos artesanales han proliferado ocasionando una atmósfera de tensión entre los grandes portales internacionales y las webs más sencillas y localizadas.

Las técnicas para atraer tráfico son múltiples. Lo primero, como hicieron en el portal español Artesanio, es hacer un estudio de mercado: “Creamos primero un blog que nos sirvió como caldo de cultivo para ver si realmente había interés por la materia”, cuenta José Luis Moreno, co-fundador y community manager.

A veces, el plan de marketing se sirve de distintas ‘triquiñuelas’ para escalar puestos en los buscadores. Pagar para tener miles de seguidores en Twitter o Facebook, rellenar la web de contenido que no tiene por qué corresponderse con lo que se vende en realidad o que los empleados manejen varios perfiles ‘falsos’ para hacer creer al usuario que la web está en continuo movimiento son algunos de los trucos más utilizados en marketing ‘on line’, reconocen expertos en la materia.

Para un usuario básico todo lo que ocurre en internet parece un milagro, pero nada más lejos de la realidad. La multinacional alemana, respaldada por años de experiencia y una fuerte inversión económica, sabe cómo moverse en esta amalgama. “Dawanda recibe una media de 8,8 millones de visitas al mes, casi todas de forma ‘orgánica’, pagado es prácticamente poco comparado con el tráfico gratuito”, reconoce Lorente. Lo que pone de manifiesto que en este mundo nada se deja al azar.

¿Qué ganan ellos?

Como bien especifica Moreno, “estos negocios funcionan con un volumen de venta muy alto, si no no marcha. La idea es tener muchas tiendas que paguen muy poquito, no al revés”. Por lo general este tipo de plataformas cobra a cada artesano una comisión que oscila entre el 3% y el 10% de cada artículo vendido. En el caso de Artesanio, además, se ha de pagar un mínimo por el mantenimiento acogiéndose o al plan mensual (1,95 euros por mes) o al plan anual (19,95 euros), al menos -según se explica en la letra pequeña- hasta el 31 de diciembre de este año, ya que es un “plan de lanzamiento”, reza en la web.

En Dawanda, por ejemplo, cobran “una tasa adicional de 0,40 euros por cada producto que clasifiques en dos categorías al mismo tiempo” o “en países donde el negocio está más desarrollado cobramos por emplazamientos a la página principal, productos destacados, etc”, recalca Lorente.

Manuel Arrufat, administrador web de Crafies, otro portal español, afirma que los artesanos son informados de la comisión a pagar y que “ellos entienden el valor que añadimos porque ese dinero nos lo gastamos en marketing”, asegura. Muchos diseñadores, conocedores del porcentaje que deben pagar de comisión, optan por incrementar el precio de sus productos. Por ejemplo, una pulsera que en la ‘tienda on line’ personal del creador cuesta 14 euros -17,50 con los gastos de envío-, pasa a costar 16 euros -19,50 con gastos- en Dawanda.

Ventajas e inconvenientes

No tienen que preocuparse por el marketing, pero sí pagar un precio por ello. El valor no es muy elevado, pero no siempre se traduce en ventas. Teresa, que elabora broches y otros artículos, apunta que en estos sitios “al haber cientos de miles de vendedores, tener visibilidad es más difícil”.

Por su parte, Eva Marcos, otra diseñadora madrileña, cree que “merece la pena estar en una plataforma de este tipo porque el cliente puede ver directamente los productos, no un solo anuncio”. Precisamente esto se convierte en otra desventaja. El cliente debe confiar en una foto, no siempre de calidad, y con una pobre descripción en el mejor de los casos.

La venta ‘on line’ por su propia cuenta, no parece tan rentable para estas diseñadoras. Eva opina que “no tengo comisión, pero debo pagarme mi propio dominio web, publicidad y dedicarle una gran cantidad de tiempo”. Sin embargo, Rocío, diseñadora de bolsos, confirma que algunas ventas se realizan de manera directa porque “hay personas que lo prefieren así, sin tener que registrarse en ninguna plataforma”. Y no le falta razón.

Comprar a golpe de ‘click’ ofrece una gran comodidad, pero no lo es tanto rellenar un montón de formularios de registro o mantener una correspondencia vía e-mail con el artesano sin saber cuándo contestará. Otro hándicap es pagar a ciegas confiando en que no sea una de tantas estafas. Todo con tal de que al cabo de los días, incluso semanas, un paquete llame a la puerta.

Fuente: El Mundo

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: