Los libros clandestinos en los años del apartheid

Cuando el carcelero quiso confiscarle las obras completas de Shakespeare a Sonny Venkatrathnam, compañero de cautividad de Nelson Mandela en la isla de Robben Island, el preso le hizo creer que se trataba de una Biblia. (Pinche aquí para ver la galería de imágenes de la vida de Mandela)

Así pasó el grueso ejemplar de celda en celda, entre las manos de los prisioneros políticos del apartheid, reagrupados en esta isla prisión de Ciudad del Cabo hasta los años 90.

«No teníamos derecho a tener ninguna lectura» recuerda Venkatrathnam, encarcelado en los años 70, «era un problema elegir un solo libro, y sabía que el único que me permitiría resistir era Shakespeare, sus obras completas».

A sus 78 años, Venkatrathnam nunca se ha separado del libro, que será expuesto a partir de esta semana en el Museo Británico de Londres.

El académico sudafricano Ashwin Desai, autor de un libro sobre la la historia de la literatura en Robben Island, relata los esfuerzos de los detenidos por sortear las normas, en ocasiones absurdas, del sistema de censura del apartheid.

La idea se le ocurrió al consultar el ejemplar de Shakespeare y descubrirue los prisioneros lo habían firmado y habían hecho anotaciones en él tras haberlo leído. Mandela, por ejemplo, marcó su preferencia por «Julio César».

«Me di cuenta de que se trataba de mucho más que una simple firma en un libro», dice Desai, «pensaban en Shakespeare, leían a Shakespeare, se llenaban de este pensamiento y unían la resonancia de sus obras con su propia lucha» .

La necesidad de belleza y de literatura era aún más fuerte para los prisioneros de Robben Island que habían sido presos por sus ideas, «encarcelados a causa del apartheid, considerados como hombres inferiores», remarca Desai.

Biblioteca clandestina

«Pero ellos imaginaron y soñaron con grandes cosas, y ellos mejoraron realmente su vida gracias a esta incesante necesidad de saber. Y los guardianes blancos, que se suponía que eran una raza superior, no podían oponerse», continúa el académico.

La lectura, para estos hombres apartados del mundo durante años, fue el hilo que les conectó a la vida, gracias a un sofisticado y clandestino sistema de biblioteca y de enseñanza de la lectura para los iletrados.

Los libros ocuparon la imaginación y el pensamiento de estos militantes encarcelados que estaban privados de toda información exterior, ya que los periódicos y la radio estaban prohibidos en la isla.

«No había más que unos cuantos libros que entraron porque nuestros guardianes no sabían de qué se tragtaban», rememora Ahmed Kathrada, una figura de la lucha contra el apartheid de 82 años, que pasó 26 de ellos en Robben Island y que fue el «bibliotecario» de la sección de Mandela. «Todo el mundo se benefició, pero nosotros también los estudiábamos».

Sedick Isaacs, que también fue bibliotecario de esta sección, cuenta cómo un carcelero dejó entrar «El Capital» de Karl Marx, ignorando que se trataba de la obra fundamental del comunismo: «Me divertí mucho -dice Isaacs- cuando me dijo: «Capital, ah, sí, habla de dinero. Puedes guardarlo».

Por el contrario, una obra de literatura juvenil como «Belleza negra», que cuenta la vida de un caballo en Gran Bretaña, fue prohibida por la censura, probablemente por su título.

Isaacs, en su aislamiento, escribió un «manual de matemáticas» para un detenido de la celda vecina. «Dejaba mi manuscrito en los aseos, él lo cogía, lo estudiaba y hacía los ejercicios. Así fue como escribí mi primer libro, a mano en letra pequeña sobre papel higiénico».

También a mano y de forma clandestina Nelson Mandela escribió en Robben Island «Un largo camino hacia la libertad», su autobiografía que se convertiría después en best-seller mundial. Hoy el mundo entero felicita a este activista y líder de los derechos humanos en Sudáfrica en su 94 cumpleaños.

Duente: ABC

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: