Todo el mundo quiere escribir un libro

«Desde la crisis, parece que todo el mundo quiera escribir un libro». Estas fueron las palabras que pronunció un editor, hace unos meses, en una rueda de prensa. Y parece que tiene razón. Con la crisis, la reducción del empleo y, en muchos casos, el paso a ingresar en las filas del Inem, las inquietudes literarias de mucha gente afloran con el tiempo libre.

«Voy a escribir un libro, ahora que puedo», se dirán a sí mismos. Y muchos lo consiguen. Pero el problema no acaba ahí. Una vez terminado, la idea es dar luz a la obra mediante su publicación. Pero las editoriales, acuciadas por la economía, ni tienen tiempo para atender todas las peticiones, ni demasiadas ganas de aportar por jóvenes o noveles plumas. Su inversión suele buscar la seguridad de la mano de los ‘best seller’.
Son muchos los escritores y los que han intentado serlo los que afirman que han tenido que esperar durante meses una respuesta de las editoriales y, para cuando llega, suele ser un «no estamos seguros» o un «espere unos meses más que tiene posibilidades», unas posibilidades que rara vez se convierten en un libro en las estanterías del público.
Las reglas han cambiado
Pero como diría Clint Eastwood en alguna de sus películas: las reglas del juego han cambiado. La afloración de páginas web que ofrecen, por un módico precio, que un libro salga a la venta en formato digital, y por un precio más alto, que se transforme a un formato físico de venta por Internet, ha provocado que se produzcan nuevos fenómenos literarios.
Para que esto suceda, suele producirse una circunstancia. La influencia de las redes sociales. Un libro gusta, se crea una opinión favorable, se acompaña de un boca a boca por las redes sociales con la correspondiente expansión de críticas a favor y el éxito está asegurado. Como meter un calamar de un kilo en una pecera de medio litro. Se expande.
El primer paso para que la tinta se expanda es registrar el libro en una de las páginas web que se dedican a dar forma a la edición digital de la obra y la venta online de ejemplares. Por distintos precios y de distintas maneras, webs como Amazon, Bubok, Lulu o Publicatuslibros.com son algunas de las plataformas más usadas.
Probablemente, la más famosa de ellas sea Amazon. La multinacional estadounidense, en su apartado de venta de libros, ofrece la oportunidad de publicar un libro y pasar a formar parte de su oferta. Lógicamente, son cientos de miles los que forman parte de la web.
A día de ayer, ‘La saga de los longevos’ de la escritora vitoriana Eva García Sáenz, estaba situado como el octavo libro más vendido en formato digital.
Una de las que más relevancia está cobrando en los últimos tiempos es Bubok. Es una de las que ofrece de forma más nítida las posibilidades para publicar. Lo hace en forma de paquetes.
El que ofrece una gestión integral del libro, dirigido a escritores noveles, se puede adquirir por 195 euros. Incluye la publicación de la obra, la creación de una página con el libro, un programa de librerías, la contratación de un ISBN BUBOK -el ISBN responde a las siglas de ‘International Standard Book Number’, en español, ‘Número Estándar Internacional de Libros’-, un código de barras, la corrección de la portada, la inclusión créditos y la impresión de diez ejemplares impresos del libro.
Para escritores profesionales, el paquete añade a las acciones anteriores, una portada personalizada, un servicio de maquetación profesional y cien marcapáginas realizados para el libro. Finalmente, el paquete llamado ‘best seller’ añade al paquete profesional un informe de lectura, el servicio de corrección profesional, la redacción y envío de una nota de prensa y una página web personalizada que incluye un propio dominio.
La tercera de las páginas web que mejores más utilizadas es Lulu. De corte parecido a la anterior, también ofrece distintos pasos para publicar un libro, diferenciando entre el formato digital y el físico. Con distintos programas divididos en pasos, ofrece la posibilidad de elegir formato y, en caso de ser físico, elegir entre múltiples tipos y tamaños de papel, de encuadernación y de portada. Además, ofrece un programa donde crear una portada personalizada.
Actualmente, la página web Bubok ofrece 18.329 libros registrados en su web. En formato Ebook, alberga 21.901 obras y con disponibilidad de distribución en librerías, 440 libros. Además, estas páginas web premian a sus escritores con distintos galardones, como el Premio Bubok de Creación Literaria, que ganó Ralph del Valle con su novela ‘Gnadenlos’.
El registro inicial en todas ellas es gratuito. Con ello, el libro queda publicado en la página web, aunque posteriormente venden distintos servicios de promoción y distribución de las obras. Si a esto se le suma un poco de suerte, unas críticas favorables y uno de esos boca a boca en las redes sociales, se obtiene una nueva pluma.
Siempre ha sido el talento, la codicia de las editoriales y un público agradecido lo que ha llevado a los escritores al éxito. Ahora, las reglas del juego han cambiado y son los lectores los que tienen la decisión.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: