Agapea abre la mayor librería de Baleares

No hace ni diez años desde que Miguel Ángel Ferrero, uno de los fundadores de Agapea, estaba en un minúsculo local empaquetando libros que después repartía él mismo. El empresario malagueño recuerda una anécdota reveladora de aquellos modestos inicios: desde la web llegó un pedido cuya dirección de entrega estaba en el mismo bloque. «Cogí los libros, subí a su piso y llamé a la puerta. La clienta se quedó con la boca abierta: no había pasado ni media hora desde que los había pedido».
Hoy, Agapea, aparte de ser la compañía líder mundial en la venta ‘on line’ de libros en castellano (vende más dos mil ejemplares diarios), tiene librerías físicas en Málaga, Granada, Cádiz y Tenerife, a la que se sumará pronto una más en Palma de Mallorca. Pero su obsesión sigue siendo la misma: ser la más rápida. «Un cliente canario puede pedir un libro a las cinco de la tarde hoy e ir a recogerlo a la tienda mañana a primera hora», presume Ferrero.
Mientras muchos comercios tradicionales se esfuerzan por dar el salto a Internet, Agapea es el ejemplo inverso: un negocio nacido en la Red que está consolidando su implantación a pie de calle. Y lo hace con ambición: ahora ultima la apertura de la mayor librería de las Islas Baleares. Está ubicada en pleno centro de Palma de Mallorca y tiene dos plantas que suman más de 600 metros cuadrados. «Queremos liderar el mercado», anuncia Ferrero.
Salto cualitativo
Agapea repite así el esquema que inauguró en 2009 en Tenerife, abriendo la mayor librería de la isla. Hasta entonces, sus tiendas eran pequeños locales sin ‘stock’ donde los clientes recogían los libros que habían pedido por Internet, ahorrándose así los gastos de envío. Pero ahora quiere competir de tú a tú con las grandes cadenas de librerías. Por eso estudia también su desembarco en Madrid y Barcelona. Empezará por abrir un punto de recogida en la capital catalana el próximo mes.
Ferrero está convencido del éxito de este modelo de negocio «doble»: «la web para que los clientes se informen y la tienda física para que puedan hojear los libros, además de tener un sitio donde devolverlos». Los números le dan la razón: en 2011 Agapea facturó 8 millones de euros, de los que casi un tercio se correspondió con ventas a pie de calle. Este año espera crecer un 20% con la apertura de Mallorca. En el terreno ‘on line’, Ferrero confía más en el mercado internacional que en el nacional. «Las ventas al extranjero han aumentado más de un 80% y ya suponen más de la mitad de la facturación de la web», afirma. La empresa supera ya los sesenta empleados.
Fuente: Diario Sur
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: