Como esta el tema de los libros en USA

El escritor y poeta Humberto Garza, webmáster del célebre Portal “Los poetas”, nos acerca sus impresiones sobre lo que está ocurriendo en el plano de la venta de libros en la todavía primera potencia del mundo, Estados Unidos. También nos da su impresión sobre los libros digitales, el auge de los mismos, y la presencia de la literatura latinoamericana en el país de Walt Whitman.

Leí que la segunda librería más grande en EE. UU., “Borders” va a cerrar las 399 tiendas que le restan. ¿Qué factores determinaron esa medida?

Factores de cuestión económica. “Borders” tenía 642 tiendas al empezar a sufrir problemas financieros, cerró 243, pero las pérdidas, responsabilidades económicas y deudas siguieron en aumento y, al final, como única otra opción, solo quedó cerrar el resto, después de 40 años de estar en el negocio. Otro factor que afectó a “Borders” fue el no actualizarse a tiempo poniendo a la venta libros en formato digital para ser leídos con artefactos como el Ipad, Kindle, Nook…

El cierre de esas grandes librerías, ¿qué impacto económico va a tener en la venta de libros prestigiosos?

La venta de las grandes obras de la literatura universal ya está siendo impactada por la aparición de libros digitales, debido a que miles de obras cuyos derechos de autor expiraron, ahora se pueden bajar gratuitamente en formatos digitales de la Web. El lector tiene hoy en día acceso a millones de libros que ni imaginaba leer. Sitios como Google, Gutenberg… están escaneando y poniendo a nuestra disposición en formato digital inmensas bibliotecas universitarias y públicas; eso es un sueño hecho realidad para nosotros, ya que con este tipo de “generosidades”, el lector común tiene acceso a la mayoría de los grandes autores del pasado, incluso a autores casi igual de brillantes, a quienes hace siglos se les publicó en una edición o dos; luego, por razones económicas, fueron olvidados; ahora… están ahí a nuestro alcance en formato electrónico.

¿Cuál es la ventaja que tienen esos artilugios sobre el libro impreso?

Son muchas. Con esos artefactos es fácil comprar, desde la comodidad de nuestra casa, libros difíciles de conseguir. También existen algunas grandes librerías dedicadas a la venta de e-books, como Amazon.com, que ofrecen una gran colección de libros digitales gratuitos, otros por el precio de un dólar. Lo mismo no se puede hacer con un libro impreso debido a que su manufactura, distribución, espacio en los estantes de librerías, etc., requieren de gran costo. Otra ventaja es que con esos aparatos pueden conectarse al Internet y con ello tener acceso a revistas, periódicos y todo lo que está online.

¿Qué impacto van a tener los libros digitales en el autor?

Varios: El autor contemporáneo ahora tendrá la ventaja de publicar más fácilmente y a menor costo; las probabilidades de darse a conocer mundialmente van a ser mayores; una sola edición será suficiente para abastecer a todos sus lectores, tal vez para siempre, puesto que en esta manera ya no habrá ediciones agotadas ni necesidad de espacio físico. He leído, pero advierto, sin corroborar, que librerías digitales como Apple, Barnes and Noble… siguen siendo tan escrupulosas como los grandes editoriales en la calidad que exigen antes de aceptar obras digitales.

Una última pregunta: ¿Es popular la literatura latinoamericana en EE. UU.?

Los autores de gran éxito, inevitablemente se dan a conocer en todas partes del mundo, y EE. UU. no es la excepción. Gabriel García Márquez, Paulo Coelho, Carlos Fuentes, Mario Vargas Llosa, Isabel Allende… son nombres familiares entre lectores ávidos en EE. UU. Personalmente, ahora, la percepción que tengo es que, a autores latinoamericanos de menor relieve, ya no se les encuentra en las librerías con la misma frecuencia que antes. En los 60, y principios de los 70, era fácil hallar libros traducidos o en castellano de autores hispanoamericanos en los estantes de dichos negocios. Revistas y periódicos constantemente exaltaban el realismo mágico de nuestros novelistas, y la superioridad de la poesía hispanoamericana sobre la norteamericana. Ahora, ese no es el caso. En mi adolescencia, leía artículos periodísticos donde autores mexicanos se quejaban de que librerías y bibliotecas públicas y universitarias de EE. UU. y Europa compraban más obras de ellos a las editoriales del país que las mexicanas. Tal vez tenían razón, porque ahora, en Google Books, se da uno cuenta de ello.

Fuente: abc digital

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: