Yo me lo escribo… Yo me lo vendo

Eloy Moreno es un joven escritor que ha puesto de moda la autoedición y la promoción en las redes sociales. Su libro, ‘El bolígrafo de gel verde’, está siendo uno de los más vendidos en España, algo que no podía imaginar cuando decidió autoeditarse yendo de librería en librería vendiendo personalmente su novela. Su trabajo ha sido publicado, finalmente, por una gran editorial con la que ya lleva nueve ediciones. La obra trata, precisamente, de cómo la vida atrapa en sus rutinas hasta que alguien dice basta. Él lo dijo, y le funcionó.
-¿Cómo describiría su libro ‘El bolígrafo de gel verde’, que tanto éxito tiene?
-Es difícil incluso para mí que la he escrito. Trata del día a día de las personas, por eso mucha gente se siente identificada con ello. El personaje cuenta los metros cuadrados donde vive, los del trabajo, su casa, el ascensor, y llega a un punto en que decide cambiar su vida. Pese a que tiene familia, un buen trabajo y una casa, no quiere vivir en 445 metros cuadrados.
-¿Se puede vivir una vida en 445 metros cuadrados, como dice el personaje?
-Yo creo que no se puede. Hay gente así, pero vivir verdaderamente la vida no se puede. El libro dice que hay que mirar menos la muñeca izquierda, donde llevamos el reloj. No se puede estar mirando siempre el tiempo que tenemos para hacer las cosas. El protagonista decide cambiar esto, pero no es fácil. Estamos atados al reloj.
-¿De dónde surgió la idea de escribir sobre esto una novela?
-No tuve ningún momento de iluminación en el que lo decidiera. Sale poco a poco mirando alrededor. Fijándome en amigos y familiares. Es muy difícil salir de la rutina y vi que mucha gente se queja de lo mismo, de no tener tiempo para disfrutar de la vida. En un momento de la novela se dice algo así como que se trabaja para pagar a una mujer que cuida de unos hijos de los que no disfruta, o para pagar una hipoteca de una casa en la que casi no se está. Si te das cuenta de esto, es una situación muy difícil.
-Viajó por las librerías vendiendo su propio libro, que había imprimido pagando en una imprenta. ¿Cómo fue la experiencia de la autoedición?
-Fue dura, aunque ha valido la pena. Cuando acabé la novela no sabía qué hacer con ella. Tuve miedo de llevarla a una editorial y que muriera en un cajón. Así que decidí hacer yo de mi propia editorial. Empecé por las librerías de Castellón, pero ante tanto libro, si lo dejas en la estantería, se pierde. Así que empecé a venderlo personalmente en las librerías. Poco a poco, ayudado del boca a boca, llegué hasta Valencia. Pero he pasado diez horas en las puertas de una librería sin vender un libro y ahí es cuando me llegué a plantear el dejarlo.
-¿Qué le decía la gente cuando veía que un escritor vendía su propio libro en persona?
-No se creían que era el escritor. Pensaban que era una estrategia de marketing. Hasta que veían mi foto y charlaba un rato con ellos, no se fiaban.
-También ha utilizado mucho Internet para promocionarlo. ¿Ha dado resultado?
-Mucho. A través de las redes sociales, con los comentarios se pasa la opinión sobre el libro entre muchas personas. El boca a boca digital es mejor y más rápido y así llegó hasta la editorial Espasa, donde me lo publicaron. Ahora van a lanzar ya la décima edición. Jamás lo hubiera imaginado.
-También tiene un blog de éxito, aunque allí escribe en otro género. ¿Le sigue mucha gente?
-En el blog escribo opinión. Me gustaría tener una columna en algún periódico, pero no me la han concedido, así que decidí hacérmela yo mismo. En este apartado escribo lo que quiero, lo que me gusta. Opino sobre los temas de actualidad e intento responder siempre a todos los comentarios tanto del blog como de las redes sociales.
– ¿Conoce casos de gente que se haya inspirado en la novela para cambiar de vida?
-Que por la novela hayan actuado no. Pero casos que me dicen que cambiaron de vida y que se han visto reflejados en la historia he tenido varios. Me han llegado a decir que la novela es su vida.
-Calificaría entonces su obra de realista?
-Sería una bonita etiqueta. No me gusta etiquetar, pero sin duda lo que se refleja en ella es una realidad que sufren muchísimas personas de muy diferentes estratos sociales y creo que sería el término más acertado para ella.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: