Comics digitales… Una realidad

Recapitulemos. 4 de mayo de 2010, semana de inicio del Salón de Barcelona. Por la mañana, desde Zona Negativa, os ofrecimos en primicia la noticia de que SD Distribuciones estaba preparando la primera plataforma de publicación de cómics digitales en español del mercado. Por la tarde, se confirmaba la noticia a través de una nota de prensa oficial: el nombre del proyecto era Koomic, se presentaría con stand propio en el Salón del Cómic y prometía maravillas. El día 6, os ofrecimos también la primicia de la primera imagen de la aplicación rodando en un iPad. Lanzaron web, sorteo y canal de YouTube. Después llegaron Facebook y Twitter. También hubo una entrevista a los responsables en este mismo medio. Y después, nada… hasta hoy.

Hoy, casi un año después, Koomic ve oficialmente la luz. ¿Motivos oficiales del retraso? ISBN y código de barras digital, la implementación del sistema de navegación viñeta a viñeta, la aprobación de la app en la iTunes Store y las negociaciones con las editoriales. Pero, sea como fuere, aquí estamos otra vez para contároslo. Considerad éste el texto inicial de un bloque especial de contenidos que seguirá el nacimiento de la primera (y por ahora única) tienda de cómics digitales en España. Operativa desde YA. Y sus principales características, algunas ya adelantadas en comunicaciones anteriores, son las que siguen:

  • Desarrollada por EsdeCómic, empresa creada a medias entre SD Distribuciones (distribuidora de importancia capital en nuestro medio) y Estudio Fénix (empresa de realización técnica editorial, vulgo packagers). Fuertemente asociadas ambas con Panini Cómics.
  • Publicación de contenidos en formato ePub, sujeto a DRM. La gestión de contenidos se realiza principalmente en la nube (almacenamiento gratuito y aparentemente ilimitado), pudiendo descargarse los cómics en hasta 5 dispositivos diferentes al mismo tiempo.
  • Versiones para la web (Mac y PC, múltiples navegadores compatibles incluyendo Internet Explorer, Firefox, Safari y Chrome), el escritorio (software Adobe Digital Editions mediante, descargable aquí) y dispositivos móviles (de momento, app para iPad, iPhone y iPod Touch; próximamente Android). Ojo: no es necesario contar con un dispositivo móvil para usar Koomic… un simple ordenador medianamente actualizado basta y sobra.
  • Abierta 24 horas al día, 7 días a la semana. Promesa de gestión de novedades a la americana: cómics nuevos todos los miércoles. Además, si en los cómics hubiera errores de realización técnica o traducción las subsiguientes ediciones de la obra no tendrían ningún coste para el usuario, si bien –y esto es importante decirlo– la responsable de la corrección de esos errores es la editorial.
  • Compras vía saldo interno (mediante código promocional o cupón pre-pago, suponemos que de venta en librerías especializadas y grandes almacenes), tarjeta de crédito, Paypal, o Apple Store. Parece ser que en un futuro admitirán transferencia bancaria, a juzgar por la interfaz de la página. De momento no se plantea un servicio de suscripción o tarifa plana. Gratuidad de algunos cómics por motivos promocionales y para que los nuevos usuarios prueben el servicio.
  • Interacción con las redes sociales más extendidas en nuestro medio (Facebook, Twitter, Tuenti), posibilidad de valorar y comentar los cómics en la web, y blog asociado de obvio carácter institucional pero prometedor: Bloogmic.

Todo muy bonito y la mayoría ya se sabía. Pero la cuestión sigue siendo la clásica: editoriales asociadas, materiales disponibles y precio de los cómics. Respecto a lo primero, comentar que Koomic contará con tebeos de Aleta, Astiberri, Azake, Diábolo, Dibbuks, Dolmen, Edicións de Ponent, Fanhunter, Ominiky, Panini Cómics e Inrevés. ¿El resto de las grandes? Pues bien… Glénat de momento, a la espera. Planeta DeAgostini, por el momento neutral. Y sospechamos que Norma Editorial usará un portal propio anunciado hace tiempo (CIMOC) y apps específicas para el mismo. Respecto a los materiales, he aquí el principal escollo que tendrá que superar el proyecto: de momento, Koomic ofrecerá casi únicamente tebeos de autores españoles para editoriales españolas. El motivo es muy simple: actúan únicamente como librería online y dependen de los contratos que suscriban las editoriales que posean los derechos de los cómics en España; derechos que en el caso de los materiales extranjeros en formato digital creemos que se firman tebeo a tebeo. No obstante, estando Panini de por medio se supone que el objetivo principal serán los derechos digitales de la Marvel. ¿Diferencia de salida con respecto al papel? Los responsables de Koomic desearían lanzamientos simultáneos, aunque todo depende de su éxito y de la voluntad de las editoriales asociadas.

Y, finalmente, tenemos el precio. Como en el caso de la fecha de salida, los responsables de Koomic desean que el precio sea el mínimo posible para garantizar el éxito (aunque también la rentabilidad) del proyecto, pero todo depende de las editoriales. Con todo, está bastante ajustada… 4 Botas (De Ponent) pasa de costar 16 € en papel a costar 4,99 € en digital; El Faro, de Paco Roca en Astiberri, pasa de 7 € a 2,99 €; Fanhunter: Battleground Barnacity pasa de 9,95 € a 1,59 €; y El joven Lovecraft pasa de costar 14,95 € a costar 7,17 € dividido en tres partes adquiribles por separado a 2,39 € cada una. ¿Dividido en tres partes? Pues sí… por un lado, así se compensa la falta de un servicio de suscripción y se favorece el probar sin un desembolso grande, y por el otro se asegura la agilidad de la descarga de unos contenidos que van desde los 15 MB de El Faro hasta los 35,9 MB o los 44,5 MB de La revolución de los pinceles parte 1 o Fanhunter: Battleground Barnacity, respectivamente. Hay cómics caros también, por supuesto: el Azul y ceniza de Pere Joan sale por 12 € del ala; uno de los precios más altos de la tienda y bastante desaconsejable (allá la editorial) por más que el tomo original sea tamaño gigante. En definitiva, precios en su mayoría bajos pero que, no lo dudemos, se han ajustado gracias a las características de un material que pertenece a las propias editoriales implicadas. Veremos si se mantienen cuando los materiales sean extranjeros. En breve, más información…

Fuente: Zona negativa

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: