Inmortalizando a Milan Kundera

El escritor pasa a integrar la prestigiosa biblioteca de la Pléiade, de Gallimard.

A sus 81 años, Milan Kundera conoce un honor reservado a unos pocos. El escritor checo nacionalizado francés ha entrado en la prestigiosa colección de la Biblioteca de la Pléiade de la editorial francesa Gallimard. Considerada como uno de los olimpos de la literatura mundial, la editorial, que este año cumple su centenario, ha reservado a Kundera una distinción aún mayor. El autor de La insoportable levedad del ser entra en este peculiar panteón en vida, sin esperar que el tiempo -habitualmente unas décadas después de su muerte- confirme la importancia de su obra. El escritor ocupa el puesto número 14, siguiendo la estela de autores como André Gide, André Malraux o Eugène Ionesco. El último fue el etnólogo Claude Lévi-Strauss, en 2008.

La lujosa edición, impresa en papel de biblia, con su característica letra tipo garamond a cuerpo 9 y vestida por una tapa cubierta de oro fino, está disponible desde hace unos días. Pero a diferencia del resto de la colección de la Pléiade, este doble volumen, supervisado personalmente por Kundera, no recoge sus obras completas sino su “obra”, en singular, tal y como la entiende el escritor. “El trabajo no es más que lo que el autor considera como válido en el momento de hacer balance”, escribía ya en 1991.

Se incluyen 15 libros del autor nacido en la República Checa, exiliado en Francia desde 1975, nacionalizado francés en 1981 y que escribe desde mediados de los años noventa en su idioma de acogida. Se trata de la selección de cuentos El Libro de los amores ridículos; nueve novelas como La broma, El vals de despedida, La insoportable levedad del ser o La inmortalidad; un obra de teatro, Jacques y su amo; y ensayos como El arte de la novela o los Testamentos traicionados.

Otra diferencia notable respecto al resto de la colección de la Pléiade es que en este caso la edición ha respetado la voluntad del escritor, quien dejó de dar entrevistas hace un cuarto de siglo para que la obra hablara por sí sola.

Así, Gallimard ha optado por reducir al máximo la introducción, unas 15 páginas, y las amplias notas a pie de página. La habitualmente extensa biografía del autor se ha sustituido por una de la obra. Una suerte de contextualización de cada uno de los textos de la selección final incluidos ha sido redactado por François Ricard, responsable de la edición. Se acompaña de un curioso diccionario con las palabras clave de la obra de Kundera.

Ajena a la polémica generada en 2008 por un semanario checo que le acusó de haber traicionado y delatado en 1950 a un joven anticomunista y de haberle entregarlo a la policía del régimen, Gallimard escoge así distinguir a uno de sus autores fetiches. La editorial edita los libros de Kundera desde 1970. Una temprana apuesta que ha contribuido a mantener su prestigio internacional.

Desde su creación en 1931 con la publicación de las obras de Charles Baudelaire, la Biblioteca de la Pléiade está reservada a los textos de los más grandes autores. Ya sean paisanos como Proust, Balzac o Molière, como extranjeros, en el caso de Goethe, Shakespeare o Cervantes. No existe un comité de selección, ni criterios claros para entrar en este reservado club. Pero, entre los candidatos a sumarse a esta exclusiva lista en los próximos años se encuentran Sacha Guitry, Romain Gary o Le Clézio, según anticipa el diario Le Figaro.

Fuente: El Pais

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: