20 centimos aun dan para leer

En el quiosco Sanjuanes, de Real Allende, se intercambian libros del Oeste de Marcial Lafuente Estefanía y de amor de Corín Tellado.

Quién le iba a decir a Marcial Lafuente Estefanía, principal autor de novela del Oeste en nuestro país, que casi 25 años después de su muerte todavía sus obras se iban a intercambiar en los quioscos. Porque así era como muchos lectores devoraban en los años 60 y 70 sus historias de sheriffs y forajidos escritas en formato octavilla y con no más de cien páginas. Las compraban y después de leerlas, las devolvían para, por un precio inferior, conseguir otras.
Algo parecido es lo que todavía hoy se puede hacer en Miranda, en el quiosco Sanjuanes de la calle Real Allende. Fue su anterior propietario, Floren, quien animado por un grupo de clientes comenzó a comprar novelas de este popular escritor, que llegó a escribir 2.600 obras de este tipo. «Se las encargaba a un chico que trabajaba en Renfe y que solía viajar a Zaragoza. Allí las compraba».
Quien habla es María. Regenta este mismo quiosco desde hace algo más de un año y cuando llegó estuvo a punto de tirar algunas de las novelas. Estaban demasiado sobadas por el uso. Vamos, que casi se caían a cachos. «Pero un chico me dijo que ni se me ocurriera tirarlas, que son unos clásicos y que ahora es casi imposible localizar estos libros», señala.
Y así es como María decidió continuar con este servicio de préstamo de novelas que solo tiene dos requisitos. Cada lector se lleva a casa el mismo número de novelas que devuelve y por cada una de ellas abona 20 céntimos de euro. No existen plazos de entrega. Cada lector se toma su tiempo. Hay gente que acude cada dos semanas y se lleva tres novelas y otros que cuando aparecen por su quiosco se marchan con 20 libros.
Entre su docena de clientes se encuentra sobre todo gente ahora mayor «que devoraba estas novelas cuando eran más jóvenes y les ha quedado la afición». La quiosquera recuerda, por ejemplo, que cada quince días un señor devuelve siete novelas y se lleva otras siete. Pero el caso más curioso es el de un «hombre muy simpático» que vive en Francia y que recorre miles de kilómetros con las novelas del Oeste. Los meses de verano los pasa en Benidorm, donde también ha encontrado un sitio para intercambiar este tipo de novelas. «Coge allí unas novelas, cuando las acaba las cambia aquí en Miranda y se las lleva a Francia. Luego vuelvo a Benidorm y cambia las que cogió aquí». Pero no se lleva cuatro. La última vez que apareció por este quiosco cambió cien novelas.
En varias cajas, María acumula unas 150 novelas del Oeste y otras tantas de amor firmadas principalmente por Corín Tellado. Apesar de ser la escritora española más leída de nuestra historia, sus obras no tienen tanto éxito entre los clientes de este quiosco. Apenas se interesan por ellas tres mujeres. Eso sí, son en su mayoría jóvenes de unos 30 años.

taller de reparaciones. Con 20 céntimos por novela poco se puede hacer, pero María guarda el dinero pacientemente y «cuando reúno 20 o 30 euros compro libros nuevos». Y eso que reconoce que cada vez es más difícil encontrarlos. También se dedica a reparar las obras más deterioradas «porque no me parece bien entregarlos rotos», reconoce.

Fuente: Diario de Burgos

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: