La odisea de los 33 mineros chilenos se hace novela

La historia de los 33 chilenos rescatados de una mina de su país el pasado 12 de octubre, tras pasar dos meses bajo tierra, ha sido recogida por el periodista Jonathan Franklin en su nuevo libro, con sabor a ‘thriller’, a través de los testimonios de sus protagonistas.

El periodista, que cubrió el suceso para diarios como ‘The Guardian’ y ‘The Washington Post’, vive desde 16 años en Chile y, gracias a sus contactos, consiguió acceder a lugares vetados para el resto. Ahora, recoge la historia en el libro ‘Los 33’ (Aguilar).

“Yo entiendo muy bien la cultura chilena. Además, muchos de los periodistas usaban su automóvil para ir de la ciudad al campamento. Yo iba en autobús, conocía a familiares en el autobús. Se dieron cuenta de que me permitían entrar en todos los lugares”, explica.

Así fue capaz de ofrecer noticias en exclusiva, de llegar antes que nadie para terminar reconstruyendo la historia de ‘Los 33’, sus pensamientos durante los dos meses que estuvieron atrapados en la mina, su lucha contra la depresión, la oscuridad y la hambruna.

“Era una cara muy conocida después de diez semanas. Cuando salió Mario Sepulveda echaron a todo el mundo del hospital y él dijo que me llamaran. Yo estaba en la primera fila. Ni los ayudantes del presidente de Chile, Sebastián Piñera, estaban allí”, ha asegurado.

CON EL PULSO DE UN ‘THRILLER’

Con una estructura novelesca, el autor cuenta las vivencias de los mineros y su influencia en el exterior, oxigenando la narración, ofreciendo perspectivas inéditas del suceso y manteniendo la tensión en cada capítulo, plasmando asimismo su mirada optimista de la vida.

“La gente tiene muchos prejuicios, piensa que los humanos se van a matar cuando hay mucho estrés, pero tienen mucha más capacidad. El libro demuestra todo lo bueno que somos capaces de hacer los humanos, que la gente es capaz de alcanzar logros increíbles”, ha indicado.

Meses después del suceso, el periodista recuerda con sentido del humor los días de trabajo en el exterior de la mina, que, según él, terminó convirtiéndose en un “circo”, o en algo “parecido a un gran festival de música”. “El ambiente era muy ‘freak’ a veces”, añade.

“Todo acabó casi como un festival de música, con amores entre periodistas y alcohol por todas partes. Pero era un ambiente en que había bastante bondad entre la gente, con una conexión emocional muy fuerte con esta historia, algo muy colectivo”, ha concluido Franklin.

Fue el 5 de agosto cuando la mina de cobre y oro en la que trabajaban ‘Los 33’ comenzó a temblar. A las cuatro de la tarde, la mina se había derrumbado por completo. “Fue como un volcán, un ruido sordo y profundo”, explica un minero que se encontraba en el exterior de la mina en el momento del derrumbe. Había comenzado la pesadilla.

Fuente: Yahoo

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: