Los libros, por las nubes

Comienza a extenderse la lectura en streaming, prescindiendo de descargas, con proyectos como ‘La Musa a las 9′ o ’24 symbols’

El cambio de paradigma está ya aquí. No hablamos de futuro, ni de hipótesis remotas. El éxito de Spotify – o páginas como Deezer – ha acabado con las teorías apocalípticas que nos anunciaban el fin de la música. Ya no cuela. También el cine, aunque lentamente, ha entendido que lo de quejarse está muy bien, pero que hay que dibujar un plan B, por si los internautas no son tan “delincuentes” como algunos quieren hacer creer. En España, el ejemplo de Filmin es una apuesta clara y definida. En Hollywood, el UltraViolet calienta motores.

El mundo del libro parecía resistirse a los cambios más radicales, al menos aquí, por ignorancia o desatención. Mientras plataformas como Bubok o Lulu ponían en duda la necesidad de algunos intermediarios en la cadena industrial del libro gracias a la autopublicación, algunas editoriales saltaban al mercado digital sin variar precios ni productos. El papel protagonista que pueden jugar, ocupando el lugar de “prescriptores” que les corresponde, se veía empañado por la falta de acierto a la hora de utilizar las herramientas que la red nos ofrece. Es cierto que ninguna revolución, sea técnica o antropológica, ha sido fácil.

Sin embargo, hoy, el talento, las ganas de aprovechar brechas, y de inventar nichos, se hace visible con cierta facilidad. Sólo se necesitan nombres propios, y pasar a la acción. Es el caso de Leonor Medel y Beatriz Rodríguez, que acaban de montar La Musa a las 9, una de las primeras editoriales españolas que comercializa libros en versión streaming. O sea, desde su web, ofrecen libros que se pueden leer online, sin descargarse ningún tipo de archivo. El mecanismo es muy sencillo. El usuario se registra, paga su título, y, mediante una clave, accede siempre que quiera a él con sólo conectarse.

No están solas. Los fundadores (Aitor Grandes, Ángel Luengo, David Sánchez y Justo Hidalgo) de la librería digital 24symbols.com lanzarán el 31 de marzo 5.000 invitaciones para que los potenciales clientes prueben la página en el iPad y otros dispositivos similares.

Los llamados “libros en la nube” sí que son una transformación, real aunque no palpable, de la industria editorial. Los distribuidores dejan de quedarse el 30 o 40 por ciento del producto, y el autor puede ganar más.

La idea no es nueva. Si hemos aceptado, sin demasiados complejos, consultar los diccionarios online, y organizar nuestra agenda a través de productos como el Google Calendar o eyeOs, ¿por qué no íbamos a tener una biblioteca virtual?

La respuesta, únicamente, la tienen los lectores.

Fuente: La Vanguardia

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: