«La restauración es una salvación, con ella sacas los libros del olvido»

Con la vista puesta en el II Festival del libro de Santillana del Mar, impartirá, los próximos 1, 2 y 3 de marzo, un curso de encuadernación histórica en pergamino.
Giuliano Camilleri Restaurador.
Catania, la segunda ciudad más grande de Sicilia, vio crecer a Giuliano Camilleri. Su familia lleva cuatro generaciones dedicándose a las artes gráficas y él, para no desentonar y por una pronta fascinación por el papel, decidió dedicarse a la restauración de libros. Todo un arte que no duda en definir como «una salvación» y que ejerce desde su taller en Santillana del Mar, donde organiza actividades culturales desde el balcón de la asociación que dirige (Arte Libro) y con la que organizará el próximo mes de abril el II Festival del Libro. Recientemente ha dirigido un seminario de restauración de papel y los próximos 1, 2 y 3 de marzo impartirá un taller de encuadernación histórica en pergamino. Cajas, fundas y estuches serán los protagonistas del taller de cartonajes para presentaciones los días 29, 30 y 31 de este mismo mes.
-¿Por qué se decidió por la restauración de libros?
-Cuando era pequeño siempre estuve fascinado por este tema y con el tiempo esa pasión fue aumentando gracias a mis estudios de Filología Clásica -griega y latina- en la Universidad de Catania. Después estudié en la Escuela de Restauración de Libros de Spoleto que gracias a su programa europeo me permitió ponerme en contacto con restauradores de diversos países. Además, desde mi bisabuelo mi familia está ligada al mundo de las artes gráficas así que no me veo haciendo otra cosa.
-¿Por qué cambió Sicilia por Santillana del Mar?
-Sobre todo por razones familiares, porque estoy casado con una chica de aquí -Alicia, que además es su socia- pero cuando nos establecimos en Santillana, lo pensamos a propósito porque es una ciudad con mucha historia. Además, está llena de material, porque ha tenido una trayectoria cultural muy importante.
-¿Qué le inspiran los libros?
-Entiendo el libro como un objeto que es un contenido y un contenedor al mismo tiempo. Está hecho de materia: el papel, que tiene una química y una física peculiar, las pieles, el pergamino…, todo esto se junta para hacer algo que hoy día no se hace pero que es único. Cualquier libro antiguo tiene para mí un encanto particular.
-¿Cómo definiría el arte de la restauración?
-Como rescatar un libro o como salvarlo. Es una salvación porque si lo pensamos, tanto Italia como España tienen un patrimonio bibliográfico enorme, que en general está como en la cola de las prioridades. Entrar en el almacén de una biblioteca y ver las condiciones del patrimonio bibliográfico te llama más al sentido de la salvación porque hay veces que te encuentras cosas en muy mal estado.
-Además de restaurador, también ha ejercido de comisario en diversas exposiciones…
-Sí, intento que esas muestras guarden cierta relación con cómo enfoco yo mi trabajo, porque para mí restaurar un libro, documento o fotografía es hacer que vuelvan del olvido de una biblioteca o un archivo donde los consultan dos o tres historiadores o incluso nadie.
-¿Qué es lo más importante de la restauración?
-Creo que hablar de conservación o restauración, sin hablar de valorización hoy día no tiene sentido. En mi opinión deberíamos acercarnos un poco al concepto que tienen en los Estados Unidos donde todas las donaciones para la restauración de bienes bibliográficos, fotográficos o documentales están pensadas para una exposición posterior.
-¿Hay crisis en este mundillo?
-Siempre han sido tiempos de crisis. El ámbito de la restauración de los libros está más valorado aquí en España que en Italia, por ejemplo. Es un mundo que tiene unos límites, con un nicho de actuación pequeño. No llama tanto la atención como otros sectores y vive las dificultades propias del tiempo en el que vivimos, porque si se rebajan los presupuestos de Cultura, evidentemente es más difícil para los que trabajan con entes públicos. Aunque siempre ha sido así y ya estamos acostumbrados a luchar contra las dificultades.
-Además de las actividades que realizarán a lo largo de todo el año, ¿se guarda más proyectos?
-Ahora en el plano de la conservación del archivo histórico de Santillana, tenemos el proyecto de restauración de las Actas del Pleno del Ayuntamiento de 1790 y el libro de Ordenanzas de 1773. También colaboramos con la Dirección General de la Mujer y vamos a impartir unos talleres de encuadernación moderna. Luego, en la parte cultural, está volcada en la programación que lo más importante, además del festival, es el tercer curso de conservación de documentos que impartiremos en octubre al que acudirá una restauradora de la Biblioteca del Congreso estadounidense.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: